delivery

En la República Dominicana la figura del delivery no es nueva; no es un fenómeno reciente, más bien, es parte del hábito, uso y costumbres y está arraigado en el consumidor. ¿Te hace falta algo? Llamas al colmado y en poco tiempo el “delivery” te lo trae, pagas en cash y listo.

Los colmados lo utilizan como ventaja competitiva de cara a los grandes supermercados. Pero las reglas del juego están cambiando rápidamente. En Dominicana, DeliveryRD y Puntodeliver son líder del mercado y están acelerando su plan de crecimiento a nivel nacional; sin embargo, con la llegada de multinacionales como UberEats y Glovo, la revolución del sector ya está aquí, sobre todo por su modelo de negocio basado en atraer, desarrollar y retener equipos de “motoconchos – los deliveries” y su orientación hacia la información – data que manejan cada día sobre los consumidores. 

El terreno de juego es el mismo, pero los nuevos jugadores ya están cambiando las reglas, lo mismo que ha pasado en otros sectores. ¿Por qué? El acceso a la información, la escala, el análisis de datos de los miles de pedidos que sirven a diario, el poder saber qué es lo que la gente más pide, desde dónde están pidiendo, a qué hora piden, cuánto ha pedido este mes… Pero no sólo es la información del consumidor, sino también sobre la fuerza de trabajo que son los “delivery”, cuántas horas ha trabajado, cuántos pedidos ha entregado, qué valoración ha tenido, los retrasos, las quejas y mucha más información.

Estos “global players” van a ponen en peligro el modelo tradicional del colmado/delivery y de los demás retailers, porque ellos van a decidir qué productos van a vender, cómo los van a posicionar en la plataforma, dónde los van a recorrer – picking point, entre otros aspectos relevantes.

Y, ¿qué va a pasar con los “motoconchos” y los “deliveries” del colmado? ¿Se van a querer ir todos a trabajar con estas empresas porque tienen horario de trabajo flexible, capacitación, premios e incentivos? Les van a dar todas las herramientas de trabajo y llegará un momento en que hasta les acaraban dejando gratis o pagando una cuota mínimo mensual del “motor” a cambio de su fidelidad. Al final de cuentas, el que gana es el consumidor.

¿Cuál es el escenario actual del mercado latinoamericano? Una de las más agresivas es  Rappi, unicornio colombiano que está presente en 7 países y dicen hacer más de 5 millones de entregas por mes; Glovo de España que también tiene un ritmo de crecimiento impresionante, está en 23 países de los cuales 9 son de América Latina, la Brasileña Ifood, que ha logrado levantar 400 millones para su plan de crecimiento, ellos hacen actualmente 400 mil entregas por día, 12 millones por mes y solo están en Brasil; la alemana Delivery Hero,  que recibe 1,000 pedidos por minuto, ellos están en 39 países, en América latina operan con la marca Pedidosya y están en 7 países, Hugo que está en Salvador y Guatemala y que también está en proceso de crecimiento. Seguro que me faltan algunas, pero lo importante es destacar que esto es un fenómeno, igual a lo que ya ha pasado en otros sectores.

Hace 3 semanas, en Europa, Carrefour anunció una alianza con Glovo para el delivery de sus tiendas y la semana pasada se han fusionado las dos grandes compañía de “delivery” de comida Just Eat y Take-away, una operación de 5,400 millones de euros, juntos van a hacer 1 millón de entregas por día.

En Norte América, empresas como DoorDash, que ha logrado recaudar ya 2 mil millones de dólares para su crecimiento, ya ha superado a Grubhub, como líder de mercado.

Como les he comentado al principio, en República Dominicana solo estaban DeliveryRD, que ya tienen una gran cobertura nacional y, en el norte, PuntoDelivery, pero UberEats está pisando el acelerador apalancándose en la base de datos de Uber taxi y Glovo va aún más rápido, seguro que las demás no tardarán en llegar y que el mercado se va a dirigir hacia la concentración.

Algunas multinacionales se están moviendo muy rápido y han sacado su propia plataforma para competir con la ayuda de los puntos de venta, sobre todo los colmados, la primera fue Ambev con Colmapp y mas recientemente acaba de llegar al país la App WABI de Coca Cola.

Todas estas plataformas han iniciado con entrega de alimentos y al final se están convirtiendo en empresa de reparto rápido, incluso algunas están pensando en tener sus propios almacenes y cocinas centrales.

No tengo ninguna duda que los restaurantes, colmados, supermercados, farmacias y demás puntos de venta, tendrán que luchar para mantener la ventaja y evitar convertirse en víctimas de estas plataformas “agregadores digitales”.

En realidad, a lo que estamos asistiendo es a una “guerra” por la información / data de los usuarios y de los puntos de venta, pues pueden saber “todo” de los consumidores: lo que compran, cuándo compran, cuántas veces los hacen, a qué hora… Y al cruzar esta información con los perfiles sociales (RRSS) y cargarla en las herramientas de manejo y gestión de base datos y de inteligencia artificial, podemos influenciar, predecir y reforzar los niveles de “engagement”.

Las próximas preguntas son: ¿cuán digital es tu negocio o tu empresa? ¿Qué estás haciendo para entrar en esta nueva era digital y crear un modelo de negocio con una hoja de ruta de transformación digital?