que el “ego” no interfiera con su contenido

Cuando hablamos de escribir contendido como el de los blogs, páginas web, landing pages o campañas por correo electrónico, muchas empresas se van de bruces. Y eso no sucede siempre por la calidad de la redacción, el tema o, incluso, por la estrategia del contenido. Quizás el principal obstáculo para escribir contenido sea el ego.

De manera más específica, los tintes de ego en su contenido suelen, inevitablemente, desalentar a los lectores y arruinan el factor engagement. Imagine si estuviese usted en una primera cita o si acabase de conocer a un contacto de negocios y la otra persona hablara únicamente de sí misma. ¿Qué tanto le interesaría la conversación? ¿Qué impresión tendría de esa persona? ¿Pagada de sí? ¿Arrogante? ¿Que únicamente se interesa en sí misma?

Así se siente la gente que da un clic para leer una de sus publicaciones o llega a una página web que parece más una larga carta promocional que algo útil y valioso para ella. Cuando el ego es el motor detrás del contenido, éste estará lleno de “nosotros”, “yo” y, normalmente, ofrece poco valor al lector.

Afortunadamente, cuando de su contenido se trata, dejar el ego a un lado permite a los lectores interesarse en lo que usted dice y eso puede lograrse con algunos sencillos consejos. A continuación encontrará cinco consejos para que pueda moverse en la dirección correcta:

1. Usted a nadie le importa

¿Suena duro? No se sienta triste porque sí le importa a su esposo(a), sus hijos y a su mamá. Sin embargo, si quiere quitar el ego de su contenido, deberá analizar, en primer lugar, por qué lee la gente. Una pista: no es para saber sobre lo maravilloso que es su producto más reciente y lo increíble que es usted.

Usted no es lo que le interesa a la gente cuando decide leer su contenido; la gente piensa en sí misma. La gente busca resolver un problema, quiere instrucciones rápidas, busca una receta o una solución, entre otras cosas. Es por eso que, cuando empieza a leer sobre usted, hay una desconexión inmediata que saca a esa gente del trance de la lectura, y le abre la puerta de escape, que está a un clic de distancia.

2. Use títulos atractivos

Con esta tarea, como con cualquier otra que valga la pena, lo mejor se muestra desde el principio. Y en el caso de su contenido en línea, el principio es el título, el encabezado o la línea que revela el tema. Ése es el primer punto de contacto y, normalmente, la única oportunidad que tendrá usted de atraer la atención de alguien más. Si agrega ego a su título prácticamente dé por hecho que nadie llegará al cuerpo del contenido.

Algunas maneras de crear textos sin ego son:

  • Redondee su audiencia – ‘¡Atención, expertos en SEO!’
  • Muestre que hay beneficios en el interior del texto – ‘Acerque a sus clientes a su página con estos consejos de SEO’
  • Listas con números – ‘Cinco maneras de lograr publicaciones con el máximo engagement
  • Convierta su texto en una guía ‘para hacer algo’ – ‘¿Cómo redactar el tema de un correo electrónico para lograr que lo abran?’
  • Haga una pregunta que intrigue a su lector – ¿Comete usted estos errores en la redacción de su contenido?’

3. Enfóquese en agregar valor

En su libro ‘Hypnotic Writing’, Joe Vitale dice que es necesario dejar su ego de lado y atraer el ego de sus lectores. Una vez que lo logre, escribirá de manera que atraiga a sus lectores y agregue valor. Desde el inicio debe preguntarse cómo va a agregar valor a sus prospectos o clientes y no cuántas ventas hará. La antigua regla de Google que decía que el contenido debe ser “útil y relevante” sigue vigente.

Agregar valor en cada pieza de contenido que usted cree también contribuye a construir confianza. Y como usted sabe ya, construir confianza es uno de los componentes fundamentales de leads, registros y conversiones saludables. Si puede usted mantener el foco en agregar valor a la vida de sus lectores de contenido, deberá tener en claro el concepto del ego.

4. Hable directo a sus lectores

Hablé de eliminar el “nosotros” y “yo” más arriba, y ése es uno de los principales elementos del contenido libre de ego. En la gran mayoría de los casos, usted deberá redactar en segunda persona, hablar directo a sus lectores como si estuviese charlando con ellos. Remplace el “nosotros” y “yo” por “usted o tú” y “ustedes”, y la gente sentirá que le habla directamente a ella.

Imagine a su cliente o prospecto ideal y tenga una conversación con él. Y una vez que haya atendido su ego a través de los beneficios y el valor agregado, podrá hablar de las bondades de sus productos, servicios, procesos, etc. Si puede usted recordar el poder del “usted” o del “tú” cuando redacte su contenido, todo lo demás se irá acomodando en su sitio.

5. Tómese su tiempo

Tratar de llegar a la venta antes de crear y nutrir una relación es una acción plagada de ego. Todos los profesionales del marketing digital competentes están familiarizados con los embudos de venta y poco a poco llevan a sus prospectos a lo largo del proceso, sin embargo, también es importante darse su tiempo para generar las publicaciones y las páginas.

Siempre hay un sitio natural para colocar una pieza de contenido, y los conteos de palabras también pueden variar dependiendo de lo que se trate. Por favor, nada más recuerde no apresurar a sus clientes para que lleguen al final de la publicación y pueda usted decirles lo que quiere decir desde el principio. Tómese su tiempo, siga las guías que le compartimos antes y el resultado será contenido atractivo, informativo que le ayudará a alcanzar sus objetivos.

 

Fuente: WSI World